Erdogan, aclamado por una multitud que pide la pena de muerte

El presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, ha comparecido este sábado ante una multitud que pedía la reinstauración de la pena de muerte para perseguir a los responsables del intento de golpe de Estado y ha respondido que será el Parlamento el que aborde esta posibilidad.

Erdogan ha comparecido con aire distendido y sonriente en Estambul y ha asegurado que el golpe de Estado ha sido perpetrado por una minoría del Ejército. “Eran como un tumor dentro del Ejército y ahora este tumor está siendo extirpado”, ha apostillado.

 

 

Erdogan ha llamado al presidente del Parlamento, Ismail Kahraman

 

 

“El Ejército es nuestro, no es el de la estructura paralela. Yo soy el comandante en jefe”, ha afirmado. Erdogan denomina “estructura paralela” a la red inspirada por el clérigo Fetulá Gulen, autoexiliado en Estados Unidos.

En ese sentido, ha instado a Estados Unidos a extraditar a Gulen, al que ha acusado de terrorismo y de golpismo. “Os he pedido que deportéis o entreguéis a esta persona de vuelta a Turquía”, ha afirmado. “Os he dicho que esta persona estaba preparando un golpe de Estado contra Turquía, pero no he conseguido que me escuchéis”, ha añadido.

Más tarde, Erdogan ha llamado al presidente del Parlamento, Ismail Kahraman, para agradecerle la “nobleza” de los partidos con representación parlamentaria al aprobar una declaración conjunta de condena contra el golpe de Estado.

El último balance eleva a 265 el número de muertos durante el fallido golpe de Estado. Además, se ha contabilizado la detención de 2.839 militares a los que habría que sumar la veintena de militares muertos, incluidos oficiales.