Andalucía introduce una técnica pionera en trasplante de piel #En140″

Para los grandes quemados, pie diabético, personas con úlceras crónicas y otras enfermedades que implican una notable pérdida de la piel, la creación de tejidos cumple un papel esencial en su recuperación. Como en el caso de una paciente joven con quemaduras en el 70% de su cuerpo cuya situación era muy crítica. Se le ha realizado una intervención en el que se le ha trasplantado piel humana autóloga, piel que posee sus propias células, fabricada por ingeniería de tejidos de un gran quemado. Se trata actualmente del método más avanzado y novedoso de España.

A partir de dos láminas de piel de cuatro centímetros cuadrados cada una, se han podido fabricar en cuatro semanas 5.900 centímetros cuadrados. Un mes después del trasplante, llevado a cabo en dos sesiones quirúrgicas, la paciente tiene una buena evolución y se encuentra consciente y orientada, camina sin ayuda y con buena funcionalidad de brazos y piernas. Continúa con curas diarias y, si no hay incidencias ni complicaciones, podrá marcharse de alta en las próximas tres o cuatro semanas.

“Es fundamental en un sistema público”

Se ha llevado a cabo en Andalucía y la Junta habla de un nuevo hito en la sanidad andaluza. Así lo han anunciado durante una rueda de prensa en Granada el consejero de Salud, Aquilino Alonso, y el consejero de Economía y Conocimiento, Antonio Ramírez de Arellano. “La inversión pública en investigación e innovación que se ha venido realizando en Andalucía persigue un objetivo final, que es la traslación de los avances conseguidos en los laboratorios a la práctica clínica, mejorando la salud de nuestra población con criterios de equidad y universalidad, que es fundamental en un sistema público” en palabras del consejero de salud

Bajo la coordinación de la Iniciativa Andaluza en Terapias Avanzadas, los equipos del Departamento de Histología de la Universidad de Granada, la Unidad de Producción Celular e Ingeniería Tisular del Complejo Hospitalario de Granada y la Unidad de Gestión Clínica de Cirugía Plástica y Grandes Quemados del Hospital Virgen del Rocío han trabajado durante los últimos años para hacer una realidad esta intervención, realizada bajo los estándares europeos de fabricación de medicamentos (GMP, de sus siglas en inglés Good Manufacturing Practices).