“Viva San Fermín. Gora San Fermín”

Camiseta blanca, pantalón blanco y pañuelo rojo. Un metro y 20 centímetros, 133 decibelios. Otro año más, el chupinazo da pistoletazo de salida a los Sanfermines en la plaza del Ayuntamiento de Pamplona abarrotado de gente. Durante nueve días será la capital mundial de la diversión. Hasta el domingo 14 San Fermín será el centro de atención de todo el mundo, especialmente el taurino. LLegan las peñas, el bullicio, la fiesta, el griterio y el desenfreno. Mañana arrancan los encierros a las ocho de la mañana y con ellos las corridas de toros.

En una sola semana esta ciudad ingresa dinero para todo el año, el gasto medio por persona  al día será de unos 100€ y la estancia de tres días. En su mayoría proceden de Madrid, seguido de Sevilla, Alicante y Zaragoza, sin olvidar a los extranjeros que  son aproximadamente el 56%, la mayor parte son alemanes.

600 kg, velocidad, pulso y distancia. Se espera que haya una media de 17.000 corredores, el resto disfrutarán de la fiesta tras la barrera. En 2014 asistieron 1, 6 millones de personas.

Las fiestas de San Fermín se remontan a la Edad Media y están relacionadas principalmente con los actos religiosos en honor al patrón de las fiestas, las ferias comerciales y las corridas de toros. A principio del siglo XX era considerada una fiesta dedicada a los hombres, pero hoy en día eso ha quedado anticuado, tanto hombres, mujeres como niños disfrutan de estos días.