El Gobierno revisará al alza este mes el crecimiento del PIB para 2016

El ministro de Economía y Competitividad en funciones, Luis de Guindos, ha anunciado que el Gobierno revisará al alza la previsión de crecimiento económico para 2016, ahora establecida en el 2,7%, en el nuevo cuadro económico que presentará este mes y que servirá de base a los Presupuestos Generales del Estado (PGE) para 2017.

Guindos, en declaraciones a Onda Cero, ha subrayado que los datos del primer semestre indican que la economía española está avanzando “claramente” por encima del 3% y la previsión que hizo el Ejecutivo de crecer un 2,7% es “excesivamente prudente”.

“Cuando tengamos el nuevo cuadro macroeconómico antes de finales de julio revisaremos el crecimiento económico para este año”, ha explicado el ministro, que ha añadido que “a pesar del complejo contexto internacional” y del ‘Brexit’, España podría crecer este año más que en 2015 si se consigue formar un Gobierno estable.

Según de Guindos, España se ha quitado “parte de la losa de incertidumbre política” que tenía antes de las elecciones generales, y añadió que “no hay la más mínima indicación de que vaya a haber desaceleración económica en el tercer trimestre”. “Siempre con la prudencia y cautela, revisaremos al alza el crecimiento”, indicó el ministro, tras afirmar que la nueva cifra también será prudente.

En cuanto al efecto del ‘Brexit’ sobre la economía española, apuntó que el efecto positivo de la eliminación de la incertidumbre política en España tras las elecciones generales, en las que “no ha avanzado el populismo”, ha sido superior al impacto de la salida de Reino Unido de la UE y a pesar del contexto de desaceleración mundial.

Sorprendido por el crecimiento de España

“Por el momento, (la desaceleración mundial) no se ha notado en España en el primer semestre, es sorprendente y yo mismo me he sorprendido porque esperaba que hubiera tenido un impacto más intenso”, indicó el ministro, más si cabe teniendo en cuenta la “incertidumbre política” de España en este periodo por la falta de un nuevo Gobierno después de las elecciones de diciembre.

En cambio, destacó que España está creciendo por encima del 3%, con buenas perspectivas en el sector turístico y en las exportaciones, con una balanza de pagos en superávit por cuarto año consecutivo y con una mejora de la percepción de la economía española tras las elecciones. Por ello, aseguró que a pesar del contexto internacional complejo, si en España se forma un Gobierno con la agenda económica “correcta”, se puede convertir “en un foco de atención positiva para los inversores institucionales y crecer incluso más que en 2015”.

Preguntado acerca de la necesidad de pactar los Presupuestos de 2017, De Guindos afirmó que se trata de una cuestión “vital” sacarlos adelante, porque lo contrario mandaría una señal “muy negativa” a los mercados y pondría en tela de juicio a un Gobierno que acaba de ganar las elecciones.

La recuperación no está garantizada

En este punto, advirtió de que la economía española está “yendo bien”, pero la recuperación “no está garantizada” porque España sigue teniendo problemas, como el endeudamiento y el paro “elevadísimos”, por lo que dijo que es preciso seguir haciendo reformas, entre las que citó la financiación autonómica y la Seguridad Social. “Hemos hecho un recorrido muy importante, pero no hemos salido de la crisis y es imprescindible tener un Gobierno con la agenda correcta, adecuada y que haga las reformas”, subrayó.

De cara a las negociaciones con los demás grupos parlamentarios, De Guindos afirmó que hay una “clave fundamental para intentar la cuadratura del círculo”, que es mantener el crecimiento económico por encima del 3%, lo que permitirá España salir el año que viene del procedimiento de déficit excesivo y, por tanto, un “cierto margen de maniobra” para pactar partidas presupuestarias concretas.

Lo que no puede ser un punto de partida para la negociación, según el ministro, es la derogación de la reforma laboral, porque ha sido “vital” para la creación de empleo y Bruselas la valora “muy positivamente”. Así, dijo se puede “completar o mejorar”, pero nunca derogarla.