El Ministerio del Interior, un despacho polvorín. #En140″

¿Qué otros secretos se guardan tras las paredes del palacete de Fernández de la Hoz, sede del ministerio del Interior? Reuniones con presuntos delincuentes como Rato en vísperas de su declaración judicial, conversaciones con el autor intelectual de la investigación del pequeño Nicolás… y ahora, con el responsable de la Oficina Antifraude catalán ‘buscando’ pruebas para incriminar a dirigentes políticos catalanes, como al hermano de Oriol Junqueras .

Aunque no son menos preocupantes las respuestas de Daniel de Alfonso asegurando que tiene datos de subvenciones desmesuradas concedidas a municipios de Esquerra Republicana, sin embargo, en la misma frase añade que no son suficientes las cifras que manejan y que también hay municipios gobernados por el PSC y se difuminaría el objetivo.

¿Qué objetivo? ¿De quién es guardaespaldas el ministro Fernández?

El aludido, don Mariano, una vez más hace el don Tancredo, se lava las manos, asegura no saber nada y…. que todo le parece normal. Así que con el plácet del jefe, que una vez más le salva la cabeza, a hacer buena la máxima que el mejor defensa es el ataque y a envolverse en la bandera de la conspiración… Para el ministro, el problema es que se le grabe en su despacho y luego esas cintas vean la luz, no su contenido

Una estrategia doble, porque el otro interlocutor, Daniel de Alfonso, lejos de dimitir apunta directamente a ‘los malvados soberanistas’ que buscan desesperadamente su dimisión.

En este contexto, la reacción de la oposición unánime: Fernández tiene que dimitir y por extensión Rajoy, que sigue acumulando méritos para abandonar la Moncloa, bien como consentidor o bien porque no se entera de nada.

Por cierto, Interior es uno de los ministerios que reiteradamente inclumple la ley de Transparencia y no hace pública la actividad que se mantiene en el despacho del ministro. Lo dicho, ¿qué otros secretos se ocultan en los despachos del ministerio?