Los periodistas secuestrados en Alepo llegan a Madrid

 

Ya han llegado a la base aérea de Torrejón de Ardoz los tres periodistas españoles Antonio Pampliega, José Manuel López y Ángel Sastre, secuestrados en Siria desde julio del año pasado, según ha informado el Gobierno.

La noticia de la liberación de los tres periodistas free lance se conoció a última hora de la tarde del sábado, cuando los tres reporteros se encontraban ya a salvo en Turquía, informaron fuentes del entorno de los tres periodistas.

Un avión Falcon 900 de la Fuerza Aérea Española despegó de la base de Torrejón para traer de vuelta a los periodistas, han señalado a Europa Press fuentes del Ministerio de Defensa.

Los periodistas españoles Pampliega y Sastre y el fotoperiodista José Manuel López desaparecieron en la ciudad de Alepo (Siria) el 12 de julio de 2015. Los tres trabajan como ‘freelance’ para diversos medios.

Los tres periodistas españoles liberados en Siria han afirmado que sus secuestradores les han tratado “bien”, según han indicado a sus familiares y amigos a su llegada este domingo a Madrid.

En concreto uno de ellos, el fotoperiodista José Manuel López, se encuentra bien, aunque “muy delgado” tras perder unos 15 kilos, pero “animado” y “contento” por el reencuentro con sus familiares y amigos y con ganas de “recuperar el tiempo perdido”.

Así lo ha explicado en declaraciones a Europa Press el portavoz de la familia, el director de La Nueva Crónica de León, David Rubio, amigo personal de López que se ha desplazado hasta la Base Aérea de Torrejón a donde han llegado los tres periodistas liberados tras un secuestro de diez meses en Siria.

 

 

Los tres periodistas españoles liberados en Siria han afirmado que sus secuestradores les han tratado “bien”

 

 

Rubio, quien ha confirmado que el Rey Felipe VI ha llamado para interesarse por el estado de los tres periodistas, ha asegurado que les han tratado “bien” y que José Manuel López está “fuerte, animado, contento”, aunque se ha mostrado impresionado porque está delgado y algo demacrado, “pero bien”.

El periodista y amigo del fotógrafo ha añadido que ahora toca iniciar un “proceso de recuperación” entre todos los amigos. “Ahora empieza nuestro trabajo”, ha señalado Rubio, quien se ha mostrado confiado en la capacidad de López para recuperarse porque es “muy fuerte de cabeza”.

David Rubio ha confirmado que el fotoperiodista, que tiene dos hermanos, emprende viaje a León, donde no hay previsto recibimiento alguno y ningún familiar tiene previsto hablar públicamente sobre el tema.

Finalmente, ha agradecido el trabajo del Gobierno, que lo ha hecho “con mucha profesionalidad” y ha mantenido informada a la familia en todo momento.