10 días después de la tragedia

La reconstrucción de Ecuador va a llevar muchos tiempo.  El 16 de abril la naturaleza volvió a cebarse con uno de los países más pobres de Latinoamérica, concretamente, en la zona costera en el cantón Pedernales en la provincia de Manabí. Un seísmo de magnitud 7,8 que ha dejado más de 600 muertos y 12.492 heridos y según el ministerio del Interior hay más de 2.200 personas desaparecidas. Aunque los datos reales tardaremos en conocerlos todavía.

Y como en las últimas tragedias, las redes sociales han cumplido un papel fundamental. Fueron la principal fuente de información para conocer el estado de los ciudadanos, con material fotográfico y audiovisual contado en primera persona. Por ejemplo Facebook rápidamente habilitó la herramienta safety check, que permite confirmar a través de una notificación si esa persona se encuentra o no a salvo, algo parecido puso a disposición Google a través de Finder.

También algunas importantes compañías de telecomunicaciones adoptaron medidas generosas para facilitar la comunicación como Skype o Sprint que estableció un servicio de llamadas gratuitas. Algo similar hizo Telefónica, además de mandar más de 9 unidades móviles para suplir la falta de suministro energético.

Las réplicas del terremoto no han dado un respiro a los ecuatorianos en los días siguientes a la tragedia, en total 713, algunas de magnitud 6,2 en la escala de Ritcher. Nuevos temblores que han causado el pánico.Y el panorama que queda es desolador. Algunas zonas han perdido el 85% de las infraestructuras.

Para reconstruir el país, el presidente Rafael Correa, anunció hace unos días una medida que consiste en subir el IVA y los impuestos a las grandes fortunas del país. Una contribución de dos puntos adicionales en el impuesto al valor añadido durante un año y otra, por una sola vez, del 3% sobre beneficios. Y aquellos con patrimonio mayor a un millón de dólares pagarán otra contribución más del 0,9%. Además los que ganan más de 1.000 dólares al mes harán la aportación de un día de salario.

El mandatario ha reconocido que muchos problemas se deben a la mala calidad de las construcciones como hoteles sin las vigas necesarias y centros comerciales…

La comunidad internacional: Colombia, Cuba, España y México, entre otros, han enviado especialistas en rescate 1.073, que se sumaron a los 600 nacionales y que han ayudado ha encontrar con vida al menos a seis personas atrapadas entre los escombros.