Europa sujeta el crecimiento económico en España

La ausencia de un gobierno estable no impide que la balanza comercial española comienza el año con un buen pulso. Europa sigue siendo nuestro mejor aliado y las exportaciones nominales de mercancías crecieron un 5,0% interanual en enero impulsadas en buena parte por la creciente demanda de la eurozona. Las importaciones de bienes también avanzaron significativamente, un 4,7% interanual. Estos registros apoyaron una mejora del saldo comercial de 210 millones de euros con respecto a enero de 2015.

Del mismo modo, la balanza por cuenta corriente mejora en la eurozona, una muestra más de que el crecimiento económico se asienta sobre bases sólidas. Una economía que también crece en los EE UU, se aleja el fantasma de la recesión y Japón continúa con inflación cero.

Un panorama de cierta tranquilidad tan solo sobresaltado por los atentados de Bruselas, que han provocado un cierto freno en la bolsa, sobre todo afectando a las cotizaciones de las aerolíneas y el sector turístico. No obstante, a pesar de este pequeño traspié, los mercados se han caracterizado por los bajos volúmenes de negociación en los parqués de todo el mundo. Y en este panorama los mercados emergentes han liderado los avances en las bolsas internacionales.

 

Información elaborada con datos de CaixaBank Research.