Enrique Ortiz confiesa haber financiado ilegalmente el PP valenciano

El primero en dar la cara acerca de la financiación ilegal del PP de Valencia ha sido el empresario Enrique Ortiz, que ha confesado ser autor de esta práctica con objeto de que la Audiencia Nacional  rebaje su pena tras reconocer los hechos.

El empresario abonó 348.115 euros al Partido Popular de la Comunidad Valenciana para la organización de las campañas de las elecciones generales de 2008. Ortiz ha mostrado su conformidad con los hechos descritos por la acusación y los ha reconocido.

Enrique Ortiz, presidente del Grupo Cívica, admite que una de las firmas de la trama Gürtel, Orange Market, elaboró distintas facturas que suponían la prestación de servicios por parte de su compañía para dar cobertura “formal” a esas entregas.

Cuatro años de cárcel

Tras haber reconocido los hechos, Enrique Ortiz, ha pedido que rebajen su pena de cárcel condenándole solo a 15 meses de prisión y al pago de una multa, que rondaría los 40.133 euros que el juez De la Mata le había solicitado.

La Fiscalía Anticorrupción solicita para el empresario una pena de cuatro años de prisión por delitos en las cuentas electorales y falsedad en documento mercantil.

“Solicitamos respetuosamente que el tribunal acuerde en sentencia la sustitución de las penas de prisión por la correspondiente multa”, agrega.