Un niño de 8 años, encerrado en un aeropuerto francés

Poniéndose en la piel de Tom Hanks en la película ‘La Terminal’, un niño de tan solo 8 años permane encerrado en el aeropuerto de Charles de Gaulle en París desde hace diez días.  El pequeño fue enviado desde las Islas Comores (Océano Índico) para reunirse con su familia en Francia pero lo hizo con una falsa identidad. Las autoridades se niegan a dejarle salir del aeropuerto, su nuevo “hogar”, desde el 21 de marzo.

Organizadores de defensa de los derechos del menor han acusado a las autoridades francesas de violar las leyes internacionales en defensa de la infancia al no permitir al niño reunirse con sus familiares. Con una mochila de Spiderman y un pasaporte falso de un familiar, la madre lo montó  en el avión con la esperanza de que el pequeño encontrase una vida mejor. 

Según ha declarado el ministro del Interior de Francia, tras la retención del menor, la madre solicitó que le fuera devuelto, pero las autoridades se han visto obligadas a retrasarlo por las vacaciones de Semana Santa. El juzgado decidió, el 25 de marzo, que el niño permaneciera en esa zona hasta entonces. El ministro ha subrayado que el niño está siendo tratado correctamente y está acompañado por una persona de la Cruz Roja.

Según Catherine Daoud, abogada y portavoz de la asociación de los derechos de los menores, en 2014 más de 260 menores han sido retenidos en la misma zona. Como sucede con los adultos que llegan a Francia sin papeles, los niños pueden ser retenidos hasta 20 días. En ese plazo se decide si son deportados o pueden entrar en el país.