Yemen: 1,5 millones de refugiados y 100.000 civiles heridos

Desde finales de marzo de 2015, cuando Arabia Saudí decidió intervenir de manera directa en el conflicto de Yemen liderando una coalición internacional integrada por Kuwait, Baréin, Catar y Emiratos Árabes Unidos (EUA), así como Egipto, Jordania y Sudán, los equipos de Médicos Sin Fronteras afirman haber atendido a 91.000 civiles en Urgencias, de los que 21.000, directamente, son heridos de guerra.

 

En cifras, la situación de este pequeño país situado en el estrecho de Ormuz y con un alto valor estratégico por su posición en la ruta del transporte del crudo en el Golfo Pérsico, desde que se recrudecieron los combates en 2015 más de 2.000 civiles han muerto -una cuarta parte de ellos niños- y casi 1,5 millones de personas han tenido que desplazarse de sus domicilios pasando a ser refugiados en su propio país.

Los bombardeos en el país se han recrudecido a primeros de año, donde ambas partes han puesto fin a la tregua decretada a mediados del mes de diciembre. Los últimos cayeron sobre un hospital de MSF causando varios muertos y numerosos heridos.

Yemen

Según denuncia Amnistía Internacional, “cuatro de cada cinco yemeníes dependen actualmente de la ayuda humanitaria para sobrevivir. No hay acceso a servicios esenciales como el agua potable y la electricidad, y los alimentos se han encarecido, creando una situación desesperada para millones de personas”.

La Ong subraya que los destrozos que en conflicto está provocando en infraestructuras logísticas básicas, como puentes, aeropuertos y puertos, también han supuesto “un grave obstáculo para la circulación de ayuda humanitaria esencial”.

 

La situación resulta especialmente dramática para los servicios sanitarios, donde existen “restricciones de acceso a los servicios de salud, con centros médicos cerrados, frecuentes ataques contra el personal médico y escasez en el suministro de electricidad, combustible, medicinas y material quirúrgico”.

 

Islam Ibrahim, de ocho años, estaba jugando junto a su casa en el bloque 4 de Adén cuando la metralla de una bomba le impactó en el cuello. © Amnesty International

Islam Ibrahim, de ocho años, estaba jugando junto a su casa en el bloque 4 de Adén cuando la metralla de una bomba le impactó en el cuello. © Amnesty International

 

Yemen: una guerra que se ha extendido a todo el territorio

 

El conflicto se ha ido extendiendo a lo largo de 2015 por todo el territorio de Yemen y la guerra está provocando una crisis humanitaria sin precedentes en el país.

A los bombardeos aéreos de las fuerzas de la coalición hay que sumar los combates que libran en tierra las facciones rivales en conflicto: los huzis, grupo armado cuyos miembros son seguidores de la secta del islam chií denominada zaidí, aliados con los simpatizantes del ex presidente de Yemen Ali Abdullah Saleh; y por otro, las fuerzas leales al actual presidente que cuentan con el respaldo de la coalición internacional.