Teresa Romero reaparece como testigo contra la Administración por la gestión de la crisis del Ébola

 

Teresa Romero, la auxiliar de enfermería que se contagió con el virus de ébola, reaparece para visitar los juzgados. En esta ocasión como testigo y como afectada en la querella contra la Administración interpuesta por los profesionales sanitarios en el juzgado de instrucción número 21 de Madrid por no haber adoptado las medidas necesarias para evitar la propagación del virus en España.

A su salida del juzgado, tras dos horas ante la magistrado, Romero ha declarado: “He venido a ayudar, a aclarar toda la situación que he vivido en primera persona con el ébola”. En los pasillos del juzgado, la auxiliar de enfermería, todavía de baja, ha comentado que  tiene muchas ganas de volver a trabajar, ya que se encuentra recuperada.

Además, ha asegurado que quiere ayudar a los jueces a encontrar la verdad de lo que sucedió y por qué se contagió del virus a pesar de las medidas que debían haber tomado las autoridades sanitarias. Acompañada por su abogado, Teresa Romero ha aportado a  la causa varios informes de la Inspección de Trabajo de los que se podrían desprender la existencia de negligencias por parte de la Administración.

Del mismo modo ha subrayado que no no recibió formación específica en el Hospital Carlos III para evitar contagios del virus del ébola. “Cuesta creerlo, pero las cosas fueron así. Hubo escasa formación. La formación consistía en el día a día. Hubo algunas charlas. Pero no hubo formación específica”. Su abogado, José María Garzón, ha agregado que se debían haber extremado las prevenciones ante una enfermedad tan virulenta como es el ébola.

 

La denuncia de los profesionales fue cursada antes del contagio de Teresa Romero

Los profesionales sanitarios del Hospital General de La Paz de Madrid advirtieron que este centro no estaba preparado para tratar casos de Ebola y así lo denunciaron el 11 de Julio ante los juzgados. A pesar de ello, las autoridades sanitarias madrileñas contemplaron en un primer momento trasladar a este centro a Miguel Pajares, el primer español infectado por el Ebola.

En la denuncia manifestaban los riesgos para la salud tanto de pacientes como de profesionales por albergar en este hospital posibles casos de enfermos de este virus y reclamaban la depuración de responsabilidades.

En su momento, la ministra de Sanidad, Servicios sociales e igualdad, Ana Mato, afirmó en sede parlamentaria que el gobierno trató el tema con transparencia, pero parece que algunos vecinos de Teresa Romero, la primera contagiada por el virus Ébola, no tenían conocimiento del estado de la situación, es más, la propia Teresa Romero se enteró de su estado por la prensa.

Ana Mato dejaba aclaro en todo momento que se seguía al pié de la letra con el protocolo establecido, modificado posteriormente. Testimonios desmentidos por los profesionales quienes denunciaban carecer de medios materiales y formación adecuada y por su parte el Doctor Juan Manuel Parra, que trató a la primera paciente de ébola, Teresa Romero, denunciaba que el traje dado por el Hospital le quedaba pequeño de mangas.

 

Denuncia profesionales La Paz_Página_1

 

Denuncia profesionales La Paz_Página_2

Denuncia profesionales La Paz_Página_3

Denuncia profesionales La Paz_Página_4

Denuncia profesionales La Paz_Página_5