La actualidad económica #En140segundos

Febrero no fue un buen mes para el empleo. El paro registrado aumentó en más de 2.200 personas, y se trata de la primera subida en este mes desde el año 2013. De esta forma, esta cifra de desempleados registrados en España sigue aún por encima de los 4 millones.

Concretamente, el número de parados registrados en las oficinas de los servicios públicos de empleo subió en 2.231 personas en febrero. El dato contrasta con las bajadas experimentadas en el mismo mes de años anteriores y deja la cifra total de desempleados registrados en 4.152.986. Las mujeres son las más afectadas por la pérdida del trabajo y en cuanto a las Comunidades Autónomas, Andalucía y Madrid es donde más ha subido el paro registrado, mientras que Cataluña ha liderado la creación de empleo.

Las cifras no son muy buenas y se conocieron en plena sesión de investidura de Pedro Sánchez. Precisamente, el Gobierno culpa del mal dato a una incertidumbre política, que sigue generando reacciones entre los agentes económicos.

Tras conocer estos datos, el Gobierno ha dicho que la incertidumbre es enemiga de la creación de empleo y que la contratación se congelado ante la amenaza de un cambio en el marco de las relaciones laborales. Y también con un ojo puesto en la situación política, la CEOE ha publicado sus previsiones para la economía española. Asegura que crecerá un 2,7% este año y un 2,5% el que viene y advierte de que el contexto actual es de gran incertidumbre porque aún no se conocen ni el próximo Gobierno ni su política económica.

Pues si el desempleo (con el que empezábamos) sirve para medir el estado de salud de nuestra economía, el sector inmobiliario no lo es menos… Y en estos días nos ha dejado varios datos relevantes. El primero, que el precio de la vivienda ha subido un 2,7% en febrero.

El dato refuerza la evolución positiva de este sector. En cualquier caso, desde que marcó máximos antes del estallido de la crisis en 2007, el precio de la vivienda ha bajado en estos últimos 8 años un 41%. Un segundo dato que hemos conocido esta semana, es el de las ejecuciones hipotecarias sobre viviendas habituales, que han bajado un 13% el pasado año 2015. Y por último, está el Euríbor, el índice que sirve para calcular las hipotecas, que cerró en negativo por primera vez en su historia, el pasado mes de febrero.