Muere el último combatiente de la Brigada Lincoln

Delmer Berg, el último combatiente conocido de la Brigada Lincoln, ha muerto a los 100 años en su casa de California. Las Brigadas Internacionales estaban formadas por 40.000 voluntarios que se unieron a las fuerzas republicanas para combatir el golpe de Estado fascista de Franco en 1936. La noticia de su muerte la han dado los representantes de la Brigada Abraham Lincoln (ALBA) en Nueva York.

Nacido en 1915 e hijo de inmigrantes europeos, Berg, que nació en 1915, se alistó en 1938, ya iniciada la contienda. “No es que quisiera hacer algo extraordinario, es que quería ayudar a los españoles”, dijo Berg en un reportaje que ha citado la representación de la Brigada Lincoln. Berg resultó herido en España.

Tras la guerra civil en España, Berg continuó su ‘cruzada’ contra el fascismo y combatió de nuevo en la Segunda Guerra Mundial antes de volver a su país. En California, continuó su compromiso político vinculándose al movimiento sindical y organizaciones de izquierda. Aseguraba que fruto del mismo perdió varios trabajos y fue perseguido por el macarthismo durante la ‘caza de brujas’.

Berg volvió a España tras el fin de la Dictadura en los diferentes homenajes a las Brigadas Internacionales que se han realizado desde 1978

 

La Brigada o Batallón Lincoln, la XV Brigada Internacional

Se la conoce popularmente como La Brigada Lincoln, aunque debería ser denominada Batallón; estaba integrada en la XV Brigada Internacional de las tropas extranjeras que acudieron en auxilio de la República.  En febrero de 1937 contaba con 450 miembros, llegando al final de la contienda a 2.500 aproximadamente. Un tercio de los brigadistas perdieron la vida en el frente.

Durante la guerra, la Brigada Lincoln participó en la Batalla del Jarama, defendiendo las comunicaciones entre Valencia y Madrid. También estuvieron presentes en las batallas de Brunete, Belchite y Teruel. En España, el Batallón Lincoln fue apreciado como uno más, pero se convirtió en todo un símbolo de la lucha contra la opresión y el fascismo en los Estados Unidos.

Aunque al inicio de la Guerra Fría, en la década de los 50, cuando la persecución de todo lo que sonara a marxista se extendió por Estados Unidos, los miembros de la Brigada Lincoln sufrieron una “caza de brujas”, acusados de simpatizar con la URSS o incluso trabajar para sus servicios secretos.

El 28 de noviembre de 1995 el Congreso de los Diputados aprobó por unanimidad una Proposición no de Ley del Grupo Socialista, Izquierda Unida y PNV en la que se puede leer textualmente: ” El Congreso de los Diputados insta al Gobierno a que por carta de naturaleza conceda la ciudadanía española a todas las personas que así lo soliciten y que acrediten que formaron parte de las Brigadas Internacionales”. Como consecuencia  de esta resolución,  el 19 de enero se publicó el Real Decreto 39/1996 por el que se concedía la nacionalidad española a los combatientes de las Brigadas Internacionales en la guerra civil española: