Abel Caballero: “Los ayuntamientos son la nueva política”

El Presidente de la FEMP, Abel Caballero, ha definido la política local como la “nueva política” y la “política de la modernidad, porque es la que mejor se ha adaptado a los cambios que la crisis ha traído consigo en los últimos años” y la que ha mostrado mayor madurez en sus nuevas formas de entender la política.

Caballero lo ha señalado así en el transcurso de su intervención en el desayuno informativo organizado en Madrid por el Foro Aragonex, donde, además, ha añadido que “no se trata sólo de un fenómeno español sino que está sucediendo en todo el mundo”, porque el espacio local es el que, además, garantiza el diálogo permanente con los ciudadanos. La política local se convierte así en el factor de legitimación de toda la política española.

El Presidente reivindicó para los Consistorios el papel de mediación y de espacio de conexión con otras Administraciones: los Ayuntamientos, dijo, somos los que mejor captamos las demandas y los que tenemos más capacidad para transmitirla a otras Administraciones. “Los Alcaldes, dijo, somos los que sentimos y pulsamos la economía de la ciudad sin ninguna competencia al efecto”. También destacó que, en medio de la crisis, “España tiene sosiego por la pulsión permanente de los municipios con la política social”; y en similares términos se manifiesto en lo cuestiones relativas a actividades educativas y sanitarias.

En este marco, abogó por otorgar a las Administraciones Locales mayores competencias en materia de economía, sanidad, educación o medio ambiente lo que, a su juicio, sería actuar al revés de lo contenido en la Ley de Racionalización y Sostenibilidad de la Administración Local (LRSAL), que ante las dificultades, en lugar de asignar responsabilidades optó por quitar esas competencias a los municipios. El Presidente insistió por ello en la necesidad de su derogación.

Reclamación de competencias

“Alcaldes y Alcaldesas –subrayó- gobernamos para 47 millones de personas, el mismo número para el que también gobiernan Comunidades Autónomas y Gobierno de la Nación”, y recordó que los recursos destinados a la economía local tienen grandes rentabilidades porque “estamos volcados en la realidad inmediata”.

Por ello, además de incidir en una nueva ley de financiación adecuada que permita satisfacer las necesidades ciudadanas en el marco de una nueva política, reclamó para los Ayuntamientos presencia en la reforma constitucional. “la Constitución tiene que reconocer el papel que estamos desempeñando”, al que que “la FEMP va a reclamar con firmeza, porque los Ayuntamientos “somos las estructuras “más eficientes y transparentes de este país”.

Compatibilizar espacios políticos

Las responsabilidades que ha de afrontar un Alcalde hacen necesario, desde su punto de vista, que éste cuente con peso político en su correspondiente partido. De hecho, para el Presidente de la FEMP sería fundamental “que los Alcaldes pudiésemos estar también en otros ámbitos de la política”, por lo que abogó por hacer compatibilizar los municipales con otros espacios políticos “qué por su naturaleza son compatibles” y que sin la presencia local “se empobrecen”.

El municipalismo, reiteró, “es una filosofía de la política, es la política total”, y no sólo por el tiempo de dedicación, sino también porque desde lo municipal se tocan todos los ámbitos. La local no es una “política menor”, sino “en pie de igualdad” con la autonómica y la nacional, y por tanto, no puede haber “un escalonamiento piramidal” entre ellas.