La actualidad económica #En140segundos

Todas las miradas de la actualidad económica están puestas en el Foro de Davos que tiene ante sí un gran reto: poner sentido y orden en las principales bolsas mundiales tras los sucesivos batacazos con los que han abierto el año por la bajada del petróleo y las dudas sobre la economía de China.

El foro ve en el desempleo y las crisis fiscales los principales factores de riesgo para las grandes economías mundiales. Entre ellas, claro está, se encuentra la española, que sigue siendo analizada con lupa por los organismos internacionales. El Fondo Monetario Internacional mejora sus perspectivas de crecimiento para España frente al empeoramiento de la economía mundial, si bien sigue siendo menos optimista que el Gobierno en funciones de Rajoy. La parte menos positiva la ha puesto la Comisión Europea ya que su titular de Asuntos Económicos, Pierre Moscovici, insiste en que el próximo Gobierno de España tendrá que seguir con los recortes. Y todo mientras hemos conocido que 1 de cada 5 trabajadores en nuestro país es pobre.

En estos días también es protagonista el acuerdo nuclear con Irán. Una vez levantadas las sanciones, España y la comunidad internacional están echando cuentas de las oportunidades de negocio que se han abierto.

El ministro de Exteriores, García-Margallo, ya se ha manifestado en este sentido. Ha dicho que Irán estudia construir una refinería en Algeciras y que con este acuerdo, las empresas españolas y europeas están de enhorabuena ya que, por ejemplo, es necesario reconstruir prácticamente todo el aparato energético del país persa. Además, en febrero, la UE enviará una misión a Teherán para abrir vías de negocio, principalmente en el sector energético. De hecho, antes de las sanciones de 2011 ligadas al programa nuclear iraní, la UE era el mayor socio comercial de Irán.

Y tenemos que hablar de otro ‘dieselgate’. Afecta a Renault, que ha anunciado que revisará 15.000de sus vehículos, y el Gobierno francés asegura que también habría otros 3 fabricantes implicados.

Tras conocerse el registro de las sedes de Renault, a la compañía no le ha quedado otra que reconocer el fallo en las emisiones de gases contaminantes de sus vehículos diesel. No obstante, a diferencia de Wolksvagen, el problema no parece estar en el trucaje de los motores y Renault ya se ha comprometido a revisar los 15.000 vehículos sospechosos. Además, la ministra francesa de Ecología, Ségolène Royal, dice que hay evidencias de que al menos otros tres compañías también fabrican coches que emiten por encima de lo legal.