Recatan el primer cadáver tras el derrumbe de un complejo industrial en el sur de China

Los equipos de rescate han logrado recuperar el primer cadáver de entre los escombros del complejo industrial de la ciudad de Shenzhen, en el sur del país, tras el derrumbe del edificio, que ha dejado, al menos, 85 personas desaparecidas, según han informado las autoridades locales.

Más de 30 edificios se vinieron abajo la noche del domingo (hora local) por un desplazamiento de terreno provocado por la acumulación de residuos en las proximidades, según la versión del Ministerio de Tierras y Recursos. Solo siete personas pudieron ser rescatadas tras la catástrofe.

El vertedero de desechos que se derrumbó en el polígono industrial tenía una vida útil de alrededor de un año y debía haber dejado de funcionar en febrero de 2015, aunque los trabajadores continuaron utilizándolo.

El diario oficial ‘Shenzhen Evening Post’, publicado por el Gobierno de la ciudad, ha citado a un funcionario que el año pasado ya advirtió de la “extrema dificultad” que había para colocar estos residuos y que era “lo único” que tenía en mente.

Equipo de rescate

Incluyendo a los miembros de las Fuerzas Armadas, un total de 2.906 personas participan en las operaciones de búsqueda y rescate, con el apoyo de 406 vehículos especiales y 30 perros adiestrados. Asimismo, se han desplazado hasta el lugar varios equipos médicos de las ciudades de Cantón y Pekín, según la agencia de noticias Xinhua.

La frecuencia de los accidentes industriales en el gigante asiático ha elevado la preocupación sobre las medidas de seguridad tras tres décadas con un crecimiento económico vertiginoso.