Al día, la actualidad en 140 segundos

Al día, la actualidad en 140 segundos

“La tierra temblaba”. Son las declaraciones de un vecino del parisino barrio de Saint Denis, donde desde alrededor de las 4 de la madrugada se ha desarrollado un operativo policial que tenía como objetivo localizar a los terroristas huidos tras los atentados del 13-N. y que durante toda la mañana ha tenido en vilo a todo el barrio por las explosiones y tiroteos que se han ido sucediendo.

Agentes especiales se han desplazado a la zona para intentar localizar a Abdelhamid Abaaoud, considerado uno de los cerebros de la matanza. La Policía ha localizado un piso entre la calle République y la de Corbillon  que registraba sobre las 11.30, y en cuyo interior había cuatro personas, cuatro yihadistas. Una mujer y tres hombres. Abaaoud ha caído entre detonaciones y tiroteos, según ha informado el Washington Post citando fuentes de la inteligencia francesa. La mujer ha hecho un llamamiento a la policía para hacer estallar la carga explosiva que llevaba alojada en el cuerpo intentando causar el mayor daño posible. Se ha inmolado convirtiéndose en la primera mujer que lo hace en territorio europeo. También se sabe que esta mujer hizo una llamada telefónica antes. Tras ocho horas de operativo policial, hacia el mediodía se ha dado por concluida la misión con un saldo de dos terroristas muertos, siete detenidos y cuatro agentes y un ciudadano de a pie heridos.

La cotidianidad no se recupera en París, las autoridades francesas han pedido a los ciudadanos que no salieran de casa, los colegios continúan cerrados, las fuerzas armadas están desplegadas por toda la ciudad y se vive en un estado de alerta constante. Una situación que viene a confirmar las palabras que François Hollande ha dirigido a la república tras hablar en una reunión de carácter excepcional con los alcaldes. Ha recordado que Francia está en guerra y pide unidad frente al yihadismo. Hollande quiere armar una coalición internacional que incluya a EE.UU y Rusia, quiere que Obama, que está teniendo un papel bastante discreto, se siente con Putin y con él en la misma mesa y desarrollen una estrategia común.

La actividad policial es frenética desde el pasado viernes 60 personas han sido detenidas, se han producido 118 arrestos domiciliarios y la policía se ha incautado de 75 armas, 11 de las cuales, de guerra.