La prohibición de aparcar en el centro de Madrid no disuade a los conductores

Madrid amaneció con la segunda fase segunda fase de las medidas adoptadas para frenar la contaminación en la ciudad: la prohibición de aparcar en la calle en el centro de la ciudad -salvo a los residentes-. Pero esta medida, adoptada desde las 6 de la mañana no ha disuadido a los conductores. Las vias de acceso al centro de la capital  presentaban en las primeras horas de la mañana del viernes niveles de circulación similares a los de otros días.

Según el centro de pantallas del Ayuntamiento de Madrid y la Dirección General de Tráfico (DGT), se están viviendo los atascos habituales en las entradas por las autovías radiales, pero la densidad del tráfico es algo menos en las grandes vías de acceso al centro, aunque desde el Ayuntamiento reconocen que es “pronto” para saber si ha bajado el número de conductores que han cogido el vehículo para dirigirse a la ciudad.

En todos los paneles informativos de la EMT se incluirán del mismo modo mensajes durante toda la jornada, cada tres minutos, fomentando el uso del transporte público, comunicando las medidas adoptadas y una llamada a los ciudadanos para moverse en bicicleta. Igualmente se mantendría a la ciudadanía informada a través de la comunicación a medios y redes sociales del consistorio.

Además, la EMT reforzará el servicio en un total de 55 líneas diurnas de la red para aumentar la oferta de servicio. La EMT reforzará el servicio en un total de 55 líneas diurnas de la red para aumentar la oferta de servicio. Está previsto que 400 agentes de movilidad y 1.000 policías municipales gestionen el tráfico y apoyen las tareas de información al ciudadano.