Banca del siglo XXI, el contactless se impone como método de pago

¿Quién recuerda los talonarios de cheques? Una reliquia del pasado que fue sustituida por las tarjetas de débito y crédito. Ahora las tarjetas virtuales o el contactless con nuevos soportes y como no, el teléfono móvil, son el centro de esta metamorfosis en los medios de pago… Hasta el pago en efectivo tiene los días contados.

En Dinamarca el pago electrónico empieza a ser obligatorio. Desde enero de 2016, tiendas, restaurantes, gasolineras podrán obligar a pagar exclusivamente con tarjetas o a través del teléfono móvil.  Con esta medida el Banco Central de Dinamarca estima ahorrar en la emisión de billetes y monedas unos 13,4 millones de euros. Dinamarca y otros países nórdicos se han convertido en paradigma del uso de métodos electrónicos de pago.

En España, se abre paso la tecnología de pago por contacto o contactless. Los cambios se producen en ambos sentidos, consumidor y comercios, que están incorporando rápidamente los terminales adaptados, ya más del 70% de los comercios operan con tecnología contactless.

Nuevos soportes como Apple Watch o las pulseras Visa contactless, elásticas y resistentes al agua, permiten realizar transacciones como si fuera una tarjeta normal. Mediante una aplicación se puede descargar de manera segura y en menos de un minuto las tarjetas  y utilizar el móvil, como si fuera una tarjeta contactless, cualquiera que sea el operador de telecomunicaciones. Para realizar el pago solo hay que comprobar que está encendida la pantalla, acercar el móvil o la pulsera al datáfono, y realizar el pago,  sin pin, sin firma.

Solo, CaixaMóvil Store, la primera store de aplicaciones para móviles creada por una entidad bancaria, dispone de más de 60 apps diferentes y registra más de 3 millones de descargas al año.

Y es que los usuarios siguen depositando su confianza en los bancos, mas del 81% de los usuarios aseguran que los bancos son el agente que ofrece más garantías y seguridad, por delante de las compañías tecnológicas -64,4%- y las empresas de telefonía -53,8%-, según el informe ‘Los medios de pago, un paisaje en movimiento’, elaborado por el Centro del Sector Financiero de PwC y el IE Business School presentado este verano.

También en coches inteligentes se podrán hacer transacciones, en la última edición de Mobile World Congress 2015, CaixaBank presentó la primera aplicación bancaria del mundo para los vehículos Ford equipados con el sistema Ford SYNC con AppLink.

Y sí hay alguien interesado en el pago electrónico es Hacienda, mientras las transacciones en efectivo son difíciles de detectar, el pago por medio electrónico deja rastro.