Los sindicatos se desmarcan del acuerdo lácteo

COAG y UPA no suscribirán el acuerdo lácteo al no garantizar el fin de la crisis del sector y no incluir sus principales reivindicaciones, entre ellas un precio sostenible para el productor y un régimen sancionador para los infractores, por lo que consideran que este acuerdo deja “desamparado” al sector productor y advierten de que las movilizaciones no están desconvocadas.

En concreto, ambas asociaciones agrarias, que representan a la mayoría del sector ganadero de leche en España, han denunciado que el texto presentado por el Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente es una “mera declaración de intenciones” y no responde a las “necesidades reales del ganadero”.

“El acuerdo no concreta ni garantiza unos precios que cubran los costes de producción, es inconcreto porque no define la sostenibilidad y deja al ganadero al pie de las decisiones de la industria y la distribución. No concreta lo que deben de cumplir industria y distribución hacia el ganadero”, ha indicado el secretario de Organización de COAG, Andoni García en rueda de prensa.

COAG ha apuntado que otra de sus demandas, que finalmente no ha sido recogida, es la falta de seguridad jurídica y de un régimen sancionador. “No afronta las causas de esta crisis como son el abuso del poder que la industria está ejerciendo sobre el ganadero, incluso incumpliendo las leyes de competencia”, ha explicado, recordando que desde el 18 de agosto, fecha en la que se presentó el borrador, el documento “ha ido perdiendo todo aquello que obligaba a la industria respecto a los ganaderos”.

Ambas organizaciones agrarias reclaman más que un precio mínimo para la leche, un precio sostenible, que “cubra los costes de producción” del ganadero, y cuya definición esté recogida en el acuerdo lácteo, que se firma hoy en Agricultura, para fomentar la seguridad de los ganaderos españoles.

Las movilizaciones no están desconvocadas

Por su parte, el secretario de Ganadería de UPA, Román Santalla, ha subrayado que el sector ganadero, que es estratégico en España, se encuentra “en quiebra” y hay que buscar medidas para salvarlo, por lo que ha indicado que las “movilizaciones no están desconvocadas”.

Santalla ha insistido en que el acuerdo lácteo faltan concretar varios asuntos como la “definición de un precio sostenible para el ganadero en la cadena de valor”, que cubra los costes de producción del ganadero. “No estamos pidiendo un precio mínimo, pero no se han atrevido a dar el paso, nos dan la razón pero no dan el paso. Tampoco lo han hecho con las garantías jurídicas y sancionadoras”.

El representante de UPA se ha mostrado esperanzado, pero advierte de que estará “vigilante” en que se cumplan la parte del acuerdo referente a la retirada de los contratos a la baja. “Esperamos que existan señales claras desde hoy, en cuanto se está demandando, como es la rotura de los contratos a la baja. Esos contratos se tienen que romper y rehacerse”, ha indicado.

UPA espera que este acuerdo permita recuperar el precio de la leche. “Hay algunas señales claras en este tiempo que hemos trabajado con la distribución e industria y han entendido que el precio de la leche debe conformarse de arriba para abajo. Al ganadero se le paga una miseria y de ahí se forma la cadena de valor”, ha explicado.

“No estamos dispuestos a dar un paso atrás, y no le vamos a hacer las cosas fáciles ni al Gobierno de España, ni a Francia ni Alemania, que se esconden detrás de sus operadores, no tenemos miedo ni a las amenazas ni a las cartas. Estamos dispuestos a defender a los ganaderos españoles hasta las últimas consecuencias. Queremos un precio digno y que el sector no se derrumbe más” , ha indicado.

Respecto a su relación con la distribución, UPA ha reconocido que se entienden “mucho mejor con la española y bastante peor con la extranjera”. “Esperemos que desde hoy todo cambie y si se dan algunos de estos pasos que hemos demandado, estamos dispuestos a trabajar con este Gobierno, las distribuidoras y la industrias”, ha señalado.

“Con Dia teníamos rota las negociaciones por una movilización. Esperamos convencerles de que no cometan otro error, como el de pagar mal la leche. Creo que Dia ha mandado una señal clara al pedir que se valorizase la leche, pero ahora manda cartas a los ganaderos”, ha asegurado Santalla.

UPA y COAG han reconocido que han tratado “hasta el último momento” de conseguir que el texto del acuerdo recoja las demandas de los ganaderos y han señalado que si de dan algunos pasos mantienen las puertas abiertas para seguir negociando.