11-S, catorce años del trágico atentado a las Torres Gemelas

Se cumplen 14 años de aquel fatídico día en el que dos aviones impactaron contra las Torres Gemelas en Nueva York, del ataque a un símbolo de poder occidental y del comienzo de un capítulo en el panorama internacional que aún a día de hoy continuamos leyendo y cuyo epílogo no parece asomar en el horizonte.  Aquel día, un tercer vuelo impactó contra el pentágono, y un cuarto avión fue derribado por los propios pasajeros, el ya mítico U93.

El ataque dio las alas a George Bush hijo,  para entrar en Afganistán e  Irak a hacer la guerra “del terror”   contra el terrorismo islámico internacional, entonces representado por Al Qaeda y en concreto, por el que fuera el enemigo público número uno, Osama Bin Laden, en lo que se llamó la operación “Libertad duradera”. Al menos, esta fue la premisa oficial, la excusa de Estados Unidos para invadir ambos países.

Hoy los escenarios son otros pero el terrorismo islámico sigue amenazando al mundo, esta vez, con las siglas de la organización terrorista Estado Islámico o como occidente les llama ‘Daesh’.

La lucha entre oriente y occidente por los recursos, por la religión, por el poder en general, ha cambiado de escenario y a algunos de sus protagonistas, pero no de guión, aunque hayan pasado catorce años.