Orden de búsqueda internacional contra Sergio Morate

La hipótesis de que Sergio Morate pudiera encontrarse fuera de España es el motivo por el que el Juzgado de Instrucción número dos de Cuenca haya dictado una orden de búsqueda internacional. La pista de Sergio, principal sospechoso de la muerte de las dos jóvenes desaparecidas en Cuenca, se perdió el pasado 6 de agosto, cuando testigos presenciales dijeron haberlo visto en Palomera, localidad donde la familia posee una vivienda.

Tampoco se ha localizado un vehículo de su propiedad, un Seat Ibiza verde, con el que se sospecha que pudiera haber emprendido la huida de la provincia. Los investigadores tampoco descartan ninguna posibilidad, incluso que aún se encuentre en España donde tendría más contactos e infraestructura para esconderse.

La única certeza de La Policía es que Morate intentó sin éxito viajar a Latinoamérica y que llegó a interesarse por los países que no cuentan con acuerdo de extradición con España.

Las otras pistas en la investigación

La  Policía Nacional descarta, en principio que Morate pudiera haber contado con la colaboración de un ex compañero suyo de prisión de nacionalidad colombiana. Este preso disfrutó de un permiso de fin de semana en Alicante. La coartada ha sido verificada.

De todos modos, la hipótesis de que el asesino contara  con la colaboración de otra u otras personas a la hora de secuestrar y dar muerte a las dos jóvenes no ha sido desechada.