La actualidad en versión Esperanza Aguirre

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, hoy tenía ganas de hablar y nos ha obsequiado con su particular versión de la crónica del día.

En el terreno judicial

ha expresado su satisfacción por el archivo de la querella que interpuso Podemos contra ella y que supone poner fin a la estrategia de “amedrentar al discrepante” y de actuar contra los políticos que “desenmascaran” el “verdadero” rostro de la formación que lidera Pablo Iglesias.

Se ha preguntado también, si ella tiene que irse porque el exconsejero de Presidencia Francisco Granados es el cabecilla de la trama Púnica, como sostiene Sánchez, qué tendría que hacer el líder nacional del PSOE por los casos de los ERE y los cursos de formación en Andalucía, que, en su opinión, “multiplican por mil” las cuantías que se manejan en la trama Púnica.

Así lo ha manifestado en rueda de prensa tras mantener una reunión con los responsables del área económica del PP de Madrid y en referencia a las declaraciones del secretario general del PSOE que instaba al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, a limpiar el PP y se preguntaba cómo era posible que ella siguiera al frente del PP de Madrid.

La también portavoz del PP en el Ayuntamiento de Madrid le ha instado a pronunciarse por el papel de su partido en la trama, sobre todo, en alusión a las implicaciones de la red Púnica en el Ayuntamiento de Parla.

A su vez, le ha dicho que no existe ningún “silencio cómplice”, como alude Sánchez, pues ella ha contestado a todas las preguntas que se le han hecho sobre este caso y, además, ha actuado contra implicados en corrupción cuando ha habido el “menor indicio o sospecha”. “¡Cero contemplaciones contra la corrupción!”, ha apostillado.

Además, le ha espetado al líder del PSOE que se le “debería caer la cara de vergüenza” cuando ayer dijo que iba a promover una reforma del Código Penal para que los corruptos devolvieran de su bolsillo el dinero defraudado, pues ayer mismo el ministro de Justicia, Rafael Catalá, le corrigió diciendo que ese punto ya estaba en una modificación impulsada por el Gobierno central y a la que Sánchez votó en contra.

En el terreno económico

Por otro lado ha asegurado que la bajada de impuestos que el Gobierno ha anticipado las retenciones de los salarios han supuestos una bajada de 48 euros en este mes en las nóminas. “Los madrileños disponen de 606 euros más por cada contribuyente en Madrid al año porque se une el lo del Gobierno de la nación y la rebaja que aprobó el Gobierno anterior”, ha asegurado.

Aguirre ha replicado al secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, que ella ha actuado contra la corrupción cuando ha habido el “mínimo indicio” y que se le debía “caer la cara de vergüenza” por decir que va a proponer una reforma del Código Penal para que el corrupto pague de su bolsillo, cuando esa modificación ya está incluida por el Gobierno central y él votó en contra.