Globomedia, a la deriva con Anclados. Marejada de denuncias

 

La productora Globomedia naufraga con Anclados. Y no es cuestión de audiencia sino del controvertido sentido del humor de sus guionistas. Primero fueron los gitanos y ahora el turno es para la Fundación la Sonrisa de Alex, quienes recriminan a los guionistas sus gags desafortunados sobre niños con cáncer.

Las protestas y exigencias de rectificación por un gag emitido durante la emisión de un episodio de la serie ya han recogido más de 16.000 firmas y no se descarta que el asunto pudiera derivar en los tribunales.

La fundación entiende que estamos en un “caso de auténtica degradación máxima hacia los niños y adolescentes oncólogicos” y que “no puede ser que luchemos por dar a conocer este problema y por la investigación del cáncer infantil, y que se utilicen estos conceptos denigrantes y degradantes en una seria de actualidad”.

La línea que separa una broma graciosa de un comentario ofensivo

La línea divisoria entre la broma y la ofensa le ha costado no hace mucho la Concejalía de Cultura a Guillermo Zapata y  ha estado a punto de llevarle a juicio. Además, ha activado el debate sobre la multitud de comentarios ‘poco afortunados’ que se hacen en las redes sociales y que no tienen consecuencias jurídicas.

El psicólogo norteamericano Peter McGraw lleva años investigando qué es lo que diferencia una broma graciosa de un comentario ofensivo. La conclusión de McGraw  es que hacemos humor de los eventos con los que podemos establecer una distancia, ya sea geográfica, temporal o mental.

Y esa distancia no se ha recorrido en el caso de la denuncia de la Fundación la Sonrisa de Alex a tenor de los comentarios que se pueden leer en la petición pública. “Mi hija falleció de cáncer y considero que se ríen de mi dolor y el de muchas familias q por desgracia nos ha tocado vivir la pesadilla del cáncer infantil”.

“En estos días de tantas campañas de concienciación y de asociaciones de ayuda, no se puede consentir algo tan degradante y de una falta de sensibilidad terrible. En años de lucha, nunca me había sentido tan mal, ni había visto a los niños con cáncer tan arrastrados”.

Desde la fundación se recuerda que aproximadamente 160.000 niños en el mundo enferman de cáncer cada año. Que es la causa principal de muerte por enfermedad en la infancia. Y que un niño es diagnosticado de cáncer cada tres minutos a nivel mundial.

 

No es el primer tropiezo de la productora con Anclados

No es el primer tropiezo de Anclados. el 12 de junio, la Federación Andaluza de Mujeres Gitanas Universitarias (Fakali) ha presentado una denuncia contra la productora de la serie de Telecinco ante la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC). Solo se habían emitido tres episodios de la serie.

Falaki, considera que los contenidos del programa suponen un “detestable ejemplo más de fomento de la animadversión hacia el pueblo gitano y su estigmatización ligada a lo delictivo”. La denuncia se fundamenta en que el rechazo social que sufre la población gitana “tiene su origen en la imagen estereotipada y prejuiciosa que los medios de comunicación ofrecen de ella”.

Por ello, como hace la fundación La Sonrisa de Alex, requiere a Mediaset “que retire y no reitere en el futuro ese contenido, sobre el que tiene responsabilidad editorial, en la certeza de que la manera de presentar a los gitanos y las gitanas que participan en la serie ahonda en los estereotipos y en la diferencia, intentando excluir a los y las protagonistas del resto de la sociedad española. Generando, por ende, marcadores de fronteras entre la ciudadanía”.