Nepal reabre sus monumentos históricos

Nepal reabre los monumentos históricos de Katmandú siete semanas después del seísmo que destruyó parte de su patrimonio cultural, en un intento para atraer de nuevo a los turistas.

El Durbar Square de Bhaktapur, cerca de la capital, una plaza con templos hindúes, palacios y estatuas, algunas de ellas dañadas por el sismo, fue reabierta el lunes con una ceremonia con cantos y bailes tradicionales.

Los autoridades asistentes al acto aseguran que visitar los monumentos son seguros. “Nepal es un país seguro, no se preocupen, este es nuestro mensaje de hoy”, dijo el director general del departamento de Arqueología del ministerio de Turismo, Bhesh Narayan Dahal.

Nepal se prepara para la temporada turística

“Reabrir estos monumentos no es prematuro. Se trata de preparar la próxima temporada turística, entre septiembre y noviembre, el momento más propicio para que vengan los turistas” cuando hayan pasado los monzones de julio y agosto.

Nepal todavía sufre diariamente réplicas del seísmo y en las tres plazas reabiertas el 15 de junio  todavía se pueden ver vigas de los edificios y escombros. En la de Katmandú, los peatones tienen que pasar por un estrecho camino junto a los monumentos que tienen carteles advirtiendo del peligro de derrumbes. La Unesco, por su parte, muestra su preocupación porpor la reapertura porque las plazas “siguen en estado precario”.

“Todavía hay riesgo de hundimiento de los edificios. En el Durbar Square de Katmandú, hay una fachada entera que podría derrumbarse sobre la gente que pasa”, aseguró Christian Manhart, director de la Unesco en Nepal. Asimismo, desde la institución se pide al gobierno nepalí que refuerce la seguridad de los monumentos para evitar el robo de piezas.