Pedro Zerolo en 140 segundos

Pedro Zerolo nos ha dejado en este junio de 2015, apenas un mes antes de cumplir los 55 años. Nació en Caracas, Venezuela, donde su padre vivía en el exilio, el  20 de julio de 1960. Licenciado en Derecho por  la Universidad de San Fernando en La Laguna (Tenerife) en 1982, dejó las islas y, con su título bajo el brazo, se trasladó a Madrid con el objetivo de conocer más sobre el análisis del Derecho comparado y para comenzar así su incansable lucha contra la discriminación.

Ya a principios de los 90, Zerolo era colaborador de la asesoría jurídica de COGAM, colectivo que acabaría presidiendo en 1993. Entre el 98 y el 2003, fue presidente de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales, cargo que abandonaría para ir en las listas del Grupo Municipal Socialista de Madrid. En la primavera de ese año, del 2003, fue elegido concejal y ocupó el cargo de Portavoz de la Comisión Permanente del Pleno de Medio Ambiente, además de asumir la portavocía del distrito de Usera, y más tarde la del de Moratalaz.

Repitió como concejal en 2007 para ser el responsable de  la portavocía de la Comisión Permanente del Pleno de Familia y Servicios Sociales, así como, del Grupo Municipal Socialista en el Distrito de Fuencarral-El Pardo. En 2011, sumó al primero de estos cargos el de Portavoz-adjunto de la Comisión Permanente del Pleno de Las Artes.

En el 36º Congreso del Partido Socialista Obrero Español fue elegido miembro de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE, responsabilizándose  de la Secretaría de Movimientos Sociales, y ratificado de nuevo como tal en el 37º.

Zerolo fue un activista dedicado en cuerpo y alma a la lucha contra la discriminación, en todas sus formas, pero muy especialmente en la derivada de la orientación y la identidad sexual de las personas. En 2005, tras legalizarse el matrimonio homosexual en tiempos de Zapatero, Zerolo contrajo matrimonio con su pareja, Jesús Santos, que le ha acompañado hasta el último de sus días. Zerolo y su marido se casaron un día después de que el PP  presentara un recurso contra la ley.

Así, con su ejemplo,  Zerolo contribuyó a dar mayor visibilidad al colectivo homosexual en la sociedad española y se confirmó como referente y exponente de la lucha por la igualdad de derechos.

Zerolo anunció en enero de 2014 que padecía cáncer de páncreas, y se convirtió en un nuevo símbolo de lucha. Le vinmos perder su característica melena rizada, pero nunca se escondió, al contrario, continuó actualizando sus perfiles en las redes sociales y adaptándolos a su nueva imagen. La enfermedad ha terminado con su vida el  9 de junio de 2015,  pero no con su labor.