El pequeño Nicolás reafirma que trabajó para el CNI

Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el pequeño Nicolás, ha insistido este jueves a su salida de los Juzgados de Plaza Castilla en que colaboró con el Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y ha anunciado que ha solicitado la nulidad de las actuaciones abiertas en su contra por las declaraciones realizadas en varios medios de comunicación en las que aseguraba que había realizado trabajos para la institución y que se le había pinchado el teléfono de forma ilegal.

Francisco Nicolás Gómez Iglesias, el pequeño Nicolás, ha acudido al Juzgado de Instrucción nº 43 de Madrid, que le ha citado para darle traslado a la querella presentada por el Centro Nacional de Inteligencia (CNI). El juez tiene previsto interrogarle en este procedimiento el próximo 21 de septiembre y procederá entonces al visionado de la cinta que contiene las manifestaciones realizadas en un programa de televisión.

La Audiencia Nacional se inhibió del procedimiento contra el pequeño Nicolás

Tras la querella presentada por la Abogacía General del Estado el pasado mes de diciembre, el juez al  que le correspondió el caso se inhibió a favor de la Audiencia Nacional. El juez Santiago Pedraz rechazó la competencia para instruir el presunto delito de injurias, al no considerar a los servicios secretos entre los “altos organismos de la nación” incluidos bajo su jurisdicción.

El criterio del juez Pedraz coincidió con el expresado por la Fiscalía, que se opuso a que la Audiencia Nacional investigara la querella del CNI porque, “por mucho que dependa del Ministerio de Presidencia”, no es una de las instituciones especialmente protegidas por este órgano jurisdiccional.

En sus declaraciones, el pequeño Nicolás acusó al CNI de “pincharle ilegalmente” durante dos meses el teléfono y “fabricar” pruebas contra él. El Juzgado de Instrucción número 2 de Madrid le investiga, además, por un delito de estafa y falsedad documental.