El nuevo Repsol en 5 claves

 

La Junta General de Accionistas de Repsol ha aprobado las cuentas de 2014, y los cambios en la estructura directiva. El presidente del grupo, Antonio Brufau, y el consejero delegado, Josu Jon Imaz, presentaron los resultados del ejercicio, las principales actuaciones en los primeros meses de este año y los objetivos del grupo.

Estas son sus claves:

1.- Unos buenos resultados a pesar de los escenarios adversos. Repsol ha obtenido un beneficio neto ajustado de 1.707 millones de euros, un resultado positivo producto de la capacidad de la compañía para hacer frente a situaciones como la caída del precio del petróleo o la interrupción de las operaciones en Libia. La caída de beneficio en explotación se compensó con un incremento del 2,5% en producción, poniendo en marcha nuevos proyectos en Perú y Brasil, y con unos excelentes resultados en Refino y Química, con un incremento de beneficio del 111%. El pasado año, y ya son 5 consecutivos, incorporó a sus reservas más hidrocarburos de los que produce. La tasa de reservas se sitúa en el 200%, una de las más altas del sector. Y ha conseguido reducir la deuda neta en un 64%.

2.- El Nuevo Repsol, así denomina su Consejero Delegado y hombre fuerte de la compañía, Josu Jon Imaz, al futuro y buenas expectativas del Grupo por la adquisición del 100% de la empresa petrolera canadiense, Talisman Energy, la mayor operación “amistosa” realizada por un grupo español. De esta forma, Repsol, se convierte en uno de los principales grupos energéticos privados del mundo. Josu Jon Imaz lidera este proyecto, asumiendo todas las funciones ejecutivas del Nuevo Repsol. Antonio Brufau, permanecerá como Presidente con funciones institucionales hasta 2019.

3.- Con Talisman se supera el duro revés de la nacionalización del 51% de YPF en Argentina, cuando en abril de 2012 Cristina Kirchner decretó su intervención. Repsol había invertido el 50% de su capital en un sólo país con un evidente riesgo por la falta de seguridad jurídica. Finalmente, Repsol hizo caja con la indemnización y la venta posterior de bonos. La venta de YPF ha supuesto a Repsol unos 13.000 millones, una operación que salió bien en términos financieros. Con liquidez y con la necesidad de cubrir el vacío de producción dejado por YPF, Repsol pudo realizar la operación Talisman.

4.- El talismán de Repsol. Es una operación estratégica de menor riesgo geopolítico. Talisman aporta a la compañía española activos de producción de calidad situados en países políticamente estables, la mayoría en zona OCDE.

La nueva perspectiva pasa por fortalecerse en Norteamérica, que va a suponer el 50% del capital en explotación y en producción de hidrocarburos, Latinoamérica será solo del 22%. Otras zonas de negocio serán el Mar del Norte, Reino Unido, y el área asiática, Malasia e Indonesia, que cuentan con modelos de seguridad jurídica similares a los europeos.

El Grupo resultante espera incrementar la producción en un 85% y el volumen de reservas en un 47%. Estará presente en 40 países y contará con 27.000 empleados.

5.- Innovación y eficiencia, son las claves para aumentar la cuenta de resultados que se espera sea de unos 400 millones de euros entre 2015 y 2019. El ambiente de optimismo en el futuro que se respira en la compañía tiene que ver con esta operación transformadora que permitirá nuevas oportunidades de crecimiento enfocado a la explotación y en técnicas de producción no convencionales. Sus objetivos son: más internacionalización, más diversificación, más sostenibilidad y más seguridad; y en la incorporación e integración de talento y nuevas capacidades.

En el último trimestre de este año se presentará un nuevo Plan Estratégico.

Category: #Iris35, Economía