Baltimore: situación de alerta decretada por el gobernador

El gobernador del estado estadounidense de Maryland, Larry Hogan, ha declarado el estado de emergencia y ha anunciado que ha puesto “en situación de alerta” a la Guardia Nacional por los disturbios en las calles de Baltimore por el caso de Freddie Gray, un joven afroamericano que murió en extrañas circunstancias mientras estaba bajo custodia policial.

El mandatario estatal ha advertido de que no tolerará saqueos ni actos de violencia y, por ello, ha puesto en alerta a la Guardia Nacional de Maryland “para que puedan estar en condiciones de desplegarse rápidamente cuando sea necesario”, después de que se hayan registrado los primeros enfrentamientos entre manifestantes y la Policía local, que han dejado un saldo de, al menos, siete agentes heridos.

Así lo ha manifestado Hogan a través de un comunicado, en el que añade que han movilizado a la Policía estatal, así como otros recursos y equipo de varias agencias estatales, para apoyar en el terreno a contener las revueltas.

“Condeno enérgicamente las acciones de los delincuentes que se dedican a llevar a cabo ataques directos contra civiles inocentes, empresas y agentes del orden. Hay una diferencia significativa entre los que protestaban pacíficamente y los que cometen estos actos violentos, quienes serán procesados y sobre los que caerá todo el peso de la ley”, ha apostillado.

De igual manera, ha dicho que “sus pensamientos y oraciones están con los hombres y mujeres en uniforme que están trabajando activamente para detener esta violencia”. “Estos ataques contra la Policía y las comunidades locales sólo traicionan la causa de los pacíficos ciudadanos que buscan respuestas y justicia tras la muerte de Freddie Gray”, ha sentenciado.

COCHES DE POLICÍA INCENDIADOS

La Policía de Baltimore ha informado de que un grupo de jóvenes ha atacado a los agentes que vigilaban la manifestación con piedras “y otros objetos” en torno al centro comercial de Mondawmin y Liberty Heights.

Según el relato del cuerpo de seguridad, los manifestantes han desobedecido las órdenes de los agentes de evacuar la zona y han seguido avanzando en su recorrido hacia la avenida de Pennsylvania. “Se han vuelto aún más violentos y agresivos”, ha escrito en Twitter. Un vehículo de la Policía ha sido incendiado por los manifestantes, otros han sido destrozados y varios locales asaltados.

La Policía ha denunciado el uso de palos y “otras armas”, entre ellas algunas de fuego, por parte de los manifestantes; mientras que los agentes, de acuerdo con la cadena estadounidense CNN, habrían usado gases lacrimógenos.

El capitán Eric Kowalczyk ha informado de que al menos siete policías han resultado heridos. Uno de ellos “no responde” y otros tienen huesos rotos. “Los responsables de esta violencia son criminales atroces”, ha dicho en rueda de prensa.

La Policía de Baltimore había advertido de que, basándose en información de Inteligencia, “miembros de varias bandas criminales habían llegado a una alianza para expulsar a las fuerzas de seguridad”. “Es una amenaza creíble”, sostuvo.

A lo largo del fin de semana se han repetido los altercados en el marco de las numerosas protestas que han tenido lugar por la extraña muerte de Gray, que –al parecer– se suma a la larga lista de casos de jóvenes afroamericanos fallecidos a manos de policías blancos.

CASO GRAY

Gray murió el 19 de abril tras sufrir una lesión en la médula mientras estaba bajo custodia policial. Seis agentes de Policía han sido suspendidos y está en curso una investigación interna. La alcaldesa, que ha pedido respuestas por este caso, ha lamentado que algunos agitadores hayan perturbado las marchas pacíficas.

“Estoy profundamente decepcionada de ver la violencia que se ha registrado en nuestra ciudad esta noche”, dijo sobre las protestas del sábado. Los manifestantes reclaman que se procese a los seis agentes y una reforma de las tácticas policiales.

La semana pasada, el comisario de Policía Anthony Batts dijo que los agentes repetidamente no ofrecieron a Gray la asistencia médica que necesitaba y desatendieron otras normas.