¿Qué pasa con Varivax, la vacuna de la varicela?

 

Desde la prohibición dictada por el Ministerio de Sanidad de comercializar el suero para inmunizar contra el virus de la varicela-zoster, el número de casos ha crecido hasta un 12%. Los datos recogidos por el Instituto Carlos III indican que hemos pasado de 131.973 casos en 2013 a 148.184 registrados durante el año 2014.

La razón o excusa que se esgrimió para paralizar la vacunación sistemática a bebés era que la inmunización temprana modificaría el patrón epidemiológico y la enfermedad podría desplazarse a la edad adulta resultando más nociva. Razones tomadas de las proyecciones realizadas de un modelo matemático teórico de hace más de 50 años. Además, auguraban la posibilidad de que se incrementase el número de casos de herpes zoster en el futuro.

Ahora, un año después el ministro Alonso se hace permeable a la presión ejercida por el colectivo sanitario y asegura que estudia la vuelta de la vacuna contra la varicela a las farmacias. Estaba previsto su debate en el pasado Consejo Interterritorial de Salud, pero se cayó del orden del día y no se descarta que el asunto se vea en la próxima reunión.

Varicela, la enfermedad

La varicela es una enfermedad infecciosa provocada por el virus varicela-zoster, responsable también de otra dolencia; el herpes-zoster. Característica de la infancia, casi todos los niños, salvo que se vacunen la padecerán antes de llegar a la adolescencia. Es una enfermedad altamente contagiosa a través de la piel o  de las gotitas de saliva expulsadas al toser o estornudar.

El signo más común es la erupción de unos granitos que en unos días se transformaran en ampollas para finalmente formar costra. Estas lesiones producen un intenso picor. El periodo de contagio abarca desde un par de días antes de la aparición de los primeros granitos hasta que todas las lesiones se han transformado en costra( unos siete días).

Considerada generalmente una enfermedad benigna, pueden surgir complicaciones que precisen ingreso hospitalario e incluso excepcionalmente ocasionar la muerte.

En marzo del año pasado una niña falleció por complicaciones de la varicela en el Condado de Treviño (Castilla y León) tras una gestión pésima de las competencias de los distintos Servicios de Salud (el castellano y el vasco). El presidente de la Asociación de Pediatría Extrahospitalaria y de Atención Primaria de la Región de Murcia (Apermap) afirmó entonces que ese caso podría haberse evitado si la niña hubiera sido previamente vacunada.

Cronología de la vacuna

La primera vacuna de  la varicela la desarrolló Takahashi en Japón en 1974 a partir de la cepa Oka. En la actualidad existen tres preparados, uno de ellos de consumo exclusivo en Japón.

En 1998 se puso en comercialización en España la primera vacuna frente a la varicela “Varirix“, destinada exclusivamente a uso hospitalario para aquella población considerada de riesgo y a sus contactos más cercanos susceptibles de desarrollar la enfermedad.

La Comisión de Salud Pública del Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS) determinó en 2005 que la vacuna se incluyera en el calendario sistemático para administrarse a niños de entre 10 y 14 años, dejando a cada CCAA elegir la edad concreta. Del mismo modo siguió vigente la vacunación a grupos de riesgo y a sus contactos próximos.

calendario de vacunas

Entre 2006 y 2008 las CCAA de Madrid y Navarra y las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla incorporaron la vacuna de la varicela al calendario infantil en edad temprana. La pauta quedo así: Ceuta:  tres dosis a los 18 meses, dos  y diez años; Melilla: tres dosis a los 15 meses, dos y diez años. Navarra tres dosis a los 15 meses, tres y diez años y Madrid dos únicas dosis a los 15 meses y once años.

Desde el año 2004 Varivax se comercializaba libremente en las oficinas de farmacias públicas. En julio del 2013 se modificaron las instrucciones para el calendario atrasando la edad de la vacuna a los 12 años con dos dosis, para aquellos adolescentes que no hubieran desarrollado la enfermedad previamente. La Comunidad de Madrid se sumo a este Calendario Común y retiró la vacuna a los bebés de 15 meses en septiembre de 2013, decisión que se hizo efectiva en 2014.

Suministro privado

Desde ese momento, los padres tras la prescripción del pediatra comenzaron a adquirir la vacuna, como tantas otras opcionales, a la edad que el facultativo se lo recomendaba. Pero esta libertad de compra con receta variaba entre las distintas CCAA obligando a los padres a desplazarse a las regiones cuyas farmacias aún las dispensaban; Madrid, Navarra  Ceuta y Melilla. El Gobierno decidió posteriormente impedir la libre dispensación en farmacias.

Pero la Sanidad Privada, que disponía en sus hospitales  de la otra fórmula, Varirix, comenzó a hacer caja suministrando el suero, consulta  médica incluida, a precios que rondaban los 100 euros, frente al coste de la vacuna en farmacias de 47 euros.

En agosto del 2014 el Ministerio de Sanidad prohibió también a las clínicas privadas esta práctica sin que hubiera un expreso consentimiento para cada niño en particular. Comenzó entonces la búsqueda del remedio en el extranjero o por medio de compras por Internet poco seguras en cuanto a estabilidad en el transporte e incluso se denunció que hubiera farmacias que las habrían podido importar del extranjero y venderlas de estraperlo.

En la actualidad solo Melilla y Navarra mantienen la pauta de administración en la primera infancia. Melilla por cuestiones epidemiológicas continua con la pauta de tres dosis (15 meses, dos y doce años) y en Navarra permanece una única dosis a los 15 meses.

¿Por qué se retira la vacuna?

Según el Ministerio de Sanidad y algunas sociedades científicas, como la Red Española de Atención Primaria, la varicela es una enfermedad benigna en la mayoría de los casos si se da en la infancia. Además consideran que al vacunar a los 12 años se asegura una inmunidad más duradera en la edad adulta cuando las reacciones graves a la enfermedad son más frecuentes. Del mismo modo, advierten que mantener el virus circulando otorga beneficios al resto de la población que, al estar  en contacto con el microorganismo, obtendrían el efecto de revacunación continua evitando que el virus se manifieste en forma de herpes zóster en adultos.

La Asociación Española de Pediatría y la Asociación Española de Vacunación, entre otras, no comparten la decisión tomada ya que entienden que la prevención en las inmunizaciones se debe realizar a una edad en la que sea posible frenar la infección y a los doce años en torno a un 90 % de los niños ya habrán pasado la enfermedad. Del mismo modo alertan sobre los casos que pueden complicarse, hasta un 15% podrían necesitar ingreso hospitalario o atención urgente.

Por otro lado llama la  atención que considerando un riesgo par la salud su administración en la primera infancia el Ministerio permita que en Navarra o Melilla se mantenga un calendario propio en desacuerdo con sus recomendaciones.

Resultados

Desde la Consejería de Salud de Navarra consideran  la varicela como una enfermedad ya erradicada gracias a la administración del suero en la primera infancia. Por ello mantendrán el calendario con la vacuna gratuita a los 15 meses.

El ejemplo más significativo es EEUU, donde se administra el suero desde hace 20 años, y la enfermedad esta prácticamente erradicada. Y, aunque sí ha habido un incremento de casos de herpes zoster, este aumento se produjo antes del inicio de vacunación generalizada y, por lo tanto, no se ha podido demostrar una relación directa con el proceso de inmunización.

En el resto de Europa, donde la Sanidad Pública no asume el gasto de la administración de la vacuna, sí se permite el libre acceso de forma privada.