Piluca Baquero: “Nuestro proyecto en la Academia de Cine sigue vigente”

Tras la dimisión de Enrique González Macho se abre un periodo de transición con Antonio Resines al frente de la Academia de Cine hasta la elección de un nuevo presidente. En declaraciones en exclusiva a Irispress.es, la productora Piluca Baquero, que encabezaba la candidatura rival a la de González Macho, afirma que “la junta directiva actual aprovechará las elecciones convocadas para renovar a la mitad de la directiva para celebrar las elecciones a presidente”.

Asimismo, anuncia que va a “consultar con el resto del equipo que formábamos mi candidatura, meditaremos y probablemente volveré a presentarme”.

La dimisión de González Macho se ha producido “por motivos personales” y lo ha comunicado en una reunión de la Junta Directiva, según ha anunciado este jueves la institución en un comunicado. La Junta Directiva de la entidad ha decidido nombrar a Antonio Resines y Judith Colell como presidente y vicepresidenta primera en funciones.

El 24 de mayo de 2014, González Macho fue reelegido máximo responsable de la Academia. En su segundo mandato al frente de la entidad estaba acompañado por el actor Antonio Resines y la directora y guionista Judith Colell, que fueron elegidos en los cargos de vicepresidente primero y segundo respectivamente.

El distribuidor, exhibidor y productor González Macho sustituyó a Álex de la Iglesia al frente de la Academia en abril de 2011, unas elecciones a las que se presentó también como candidato el fallecido cineasta Bigas Luna.

 

El presidente de la Academia fue reelegido hace ocho meses

En febrero de 2014 anunció su decisión de no volver a presentarse como candidato, aunque apenas dos meses después anunció que sí optaría a la reelección, una posibilidad que siempre dejó abierta si había “una locura” o las candidaturas finales no eran de su agrado, ya que su objetivo era “defender a la Academia”.

González Macho participó también como representante de la Academia en la Comisión Mixta que se creó a finales de 2012 para el estudio de un Modelo de Financiación del Cine, en la que estaban representados tanto los ministerios de Educación, Cultura y Deporte; Presidencia; Vicepresidencia; Industria, Energía y Turismo; Economía y Competitividad y Hacienda, como diversas televisiones y asociaciones de productores y cineastas.

Aunque el objetivo inicial fue obtener resultados un año más tarde, las reuniones y conversaciones se extendieron y no fue hasta diciembre de 2013 cuando se presentaron las conclusiones de este trabajo, entre las que destacaba la aplicación de un sistema mixto en el que se combinarían los incentivos fiscales y los apoyos directos; la mejora del porcentaje de deducción existente de al menos un 25 por ciento y la reducción del tipo impositivo del IVA para el cine.

Finalmente, en la reforma fiscal que entró en vigor el pasado mes de enero, el porcentaje de deducción solo aumentó hasta el 20 por ciento en el primer millón y no se incluyó la reducción del impuesto directo en las películas.