Donación de médula ósea, “no duele nada”, te lo dice Daniel (4 años)

Daniel lo ha aprendido en su propio cuerpo y por eso te anima a hacerte donante de médula ósea. Encabezamos la lista de donantes para transplantes, pero no en la donación de médula ósea, imprescindible para los enfermos de leucemia, linfoma y otras enfermedades en la sangre. Unos de los tipos de cáncer que castigan especialmente a los más pequeños.

Más de 12.000 personas son diagnosticadas cada año en nuestro país con este tipo de patologías que solo se pueden curar gracias a la donación. Pero para ello hay que ser compatible, y solo uno de cada cuatro pacientes encuentra en su familia el donante adecuado.

Sus posibilidades de seguir con vida dependen de las personas anónimas que deciden ir al hospital voluntariamente y dejan que les extraigan, con una jeringuilla, una pequeña cantidad de sangre medular de la parte posterior del hueso de la cadera. 300 personas al año están condenadas porque no encuentran el donante adecuado.

“Un premio, una tirita y para casa”, así de fácil es donar médula ósea

Algo que “no duele“, como cuenta Daniel en el vídeo. “Un premio y una tirita, me ponen la tirita para que no se vaya la sangre, y ya, tarapún!, me ponen la tirita, y yo le digo si me dan un caramelo, luego me dan un caramelo, luego me lo llevo a casa y ya me lo como allí. ¡No duele nada!

El vídeo forma parte de una campaña que ha lanzado “Unidos por la Médula” que pretenden “llegar al mayor número de personas para que este mensaje llegue muy lejos y lograr médula para todos”. “En nuestra sociedad, aumentar el número de donantes de médula ósea es vital. Muchas personas al año que necesitan un trasplante de médula en España para vivir nunca encontrarán ese donante compatible”, subraya un portavoz de la plataforma.