Vídeo de la reyerta en la que ha muerto un hincha de futbol

 

 

Irispress/EP El más grave de los heridos habidos esta mañana en una reyerta de hinchas en las inmediaciones del Estadio Vicente Calderón de Madrid, ha fallecido al mediodía. Se trata de un hombre de unos 40 años a quien han tenido que rescatar del río Manzanares la Unidad de Buceo de Bomberos del Ayuntamiento de Madrid.

Una vez extraído del agua, efectivos del Samur-Protección Civil han comprobado que el varón presentaba un traumatismo craneoencefálico, hipotermia, y estaba en parada cardiorrespiratoria. Tras varios minutos realizándole maniobras de reanimación han conseguido sacarle de la parada y le han trasladado en al Hospital Clínico, donde permanecia “clínicamente crítico”, atendido por facultativos de la UCI.

De los 13 heridos que ha dejado la reyerta, una es una agente de policía herida de levedad y otro ‘ultra’ también estaba en el río Manzanares. Las atenciones de los efectivos del Samur, en la mayoría de estos casos, han sido por brechas en la cabeza producidos por golpes, por lo que unos han sido trasladados a centros hospitalarios para realizarles una sutura y otros han sido dados de alta en el lugar.

Catorce personas han sido detenidas este domingo como consecuencia de la reyerta entre aficionados del Atlético de Madrid y el Deportivo que se ha producido en torno a las 9.00 horas en las inmediaciones de Madrid Río.

Según ha informado la Jefatura Superior de Policía, en un primer momento se procedió a la detención de dos personas y se identificó a otra treintena de ‘ultras’. Más adelante se han detenido a otros doce implicados, y a esta hora continúan las investigaciones, por lo que podría haber más detenidos en las próximas horas.

 

La reyerta se ha producido a la llegada de los autobuses de aficionados del Deportivo a Madrid Río

La reyerta se ha producido a la llegada de los autobuses de aficionados del Deportivo a Madrid Río, para presenciar el partido de Liga que disputan ambos equipos en el Estadio Vicente Calderón este mediodía.

 

El presidente de Movimiento Contra la Intolerancia, Esteban Ibarra, ha pedido este domingo la “expulsión inmediata” de los campos de los “‘ultras’ violentos tanto del Atlético de Madrid y del Deportivo de la Coruña” por los incidentes producidos en una reyerta esta mañana antes del encuentro que han dejado 13 heridos, uno de ellos crítico, y ha asegurado que el partido “tenía que haber sido declarado de alto riesgo”.

En declaraciones a Europa Press, Ibarra ha querido “condenar los sucesos de violencia que están dándonos estos resultados tan trágicos” y ha exigido el “cumplimiento de la Ley contra Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte, que tendría que haber erradicado a estas alturas la existencia de este tipo de grupos”.

En este sentido, Ibarra ha hecho un llamamiento a los dirigentes de los clubes para que “apliquen con rigor todos los requerimientos que plantea la Ley al respecto de no dar ningún tipo de facilidad a los ‘ultras’ y a su vez exigir la aplicación del libro de registro para evitar el anonimato de este tipo de grupos”, y “en especial al del Atlético de Madrid”. “La tragedia se reitera en los aledaños de su estadio, como nos recuerda el caso de Aitor Zabaleta”, ha puntualizado.

El presidente de Movimiento contra la Intolerancia también ha tenido palabras para el Consejo Superior de Deportes, de quien ha dicho que “no puede mirar para otro lado” y “debe convocar de forma extraordinaria y urgente al Observatorio de la Violencia, el Racismo, la Xenofobia y la Intolerancia en el Deporte para que se adopten medidas contundentes en el ámbito de la prevención”, un organismo que “lleva cuatro años sin convocarse”.

Asimismo, Ibarra ha insistido en que el partido “tenía que haber sido declarado de alto riesgo”, y que “con tres horas de anticipación ya tenía que haber tenido un dispositivo de medidas de seguridad importante”, por lo que ha instado a que se “depuren responsabilidades por parte de todos”.

Además, ha criticado que el partido se haya celebrado después de la reyerta, “porque la legislación prevé la suspensión del encuentro”, y ha lamentado la imagen “muy dañada” que se da España con estos hechos. “Tenemos un fútbol de enorme calidad, unas aficiones – que no se confundan con ‘ultras’ – inmejorables, con familias, con niños, que no se merecen esto”, ha concluido Ibarra.